Programa #26 con novedades discográficas y la firma invitada de Rafa Rodríguez

Programa #26 con novedades discográficas y la firma invitada de Rafa Rodríguez

595
0
Compartir
En cualquier recopilatorio que se precie sobre pioneros del rock, no puede faltar el setabense Bruno Lomas.

En el programa de esta semana rescatamos algunas de las novedades discográficas que nos han llegado en las últimas semanas.

Arrancamos con Algo Salvaje Vol. 2, editado hace unos meses por el sello Munster Records. Una recopilación de algunos de los grupos más importantes del rock de los sesenta en nuestro país. Un documento sonoro de los pioneros patrios del garage, beat y psicodelia. Auténticos nuggets rescatados con gran acierto por el arqueólogo musical Vicente Fabuel desde su campamento base en la tienda Discos Oldies. Han sonado, entre otros: Bruno Lomas, Diablos Negros o Smash.

Caballero Reynaldo celebra su veinte aniversario con un disco en el que hace una retrospectiva a base de nuevas canciones, nuevas adaptaciones, rarezas y descartes. El trigésimo quinto álbum (sin contar los discos de versiones de Zappa) representa un homenaje a toda una trayectoria musical. Han sonado versiones de Something Stupid, que popularizaron Frank y Nancy Sinatra, Jimmy Jazz de The Clash, Song 2 de Blur o Stay Clean de Motörhead.

El dúo afincado en Galicia, The Loopholes, nos hace llegar su debut discográfico, On The Spur Of The Moment, vía NH Records. Un trabajo en el que el gusto por el folk y el rock deja constancia del buen momento creativo que viven.

Y para terminar, hemos escuchado Instrucciones para hacer surf,  una de las canciones incluidas en La Maldición de los Galácticos, el nuevo disco de los granadinos Briótica. Noise rock hecho con fundamento.

En la firma invitada, Rafa Rodríguez de Verlanga pone sobre el tapete, de nuevo, la afición de muchos en menospreciar el esfuerzo de otros a la hora de ofrecer una programación cultural. Y de como desde las RRSS se ataca sin ningún argumento, ni una opinión solida, ni contrastada, el duro trabajo, mientras en muchas ocasiones, precisamente los que más critican, son los que menos suelen aportar. Y es que criticar por criticar es gratis.