Flamin´Groovies: el rock´n´roll no tiene edad

Flamin´Groovies: el rock´n´roll no tiene edad

676
0
Compartir
Flamin´Groovies

“En los primeros compases de “Slow Death” hay más enjundia que en muchas otras discografías enteras, por no hablar del insuperable despliegue melódico de su célebre “Shake Some Action” Manolo Bertrán (Doctor Divago, Lanuca)

Texto: Raúl Tamarit

Precursores del denominado pub-rock, a mediados de los sesenta Flamin´ Groovies dieron un paso adelante para adentrase en unos senderos entre el rock´n´roll canalla y suburbial, R&B y proto-punk, con melodías clásicas del pop, y alejados del auge hippie que bañaba la costa oeste norteamericana durante aquellos años. La actual formación de Flamin’ Groovies la integran los miembros originales Cyril Jordan y George Alexander, más Victor Peñalosa y Chris Wilson. Roy Loney, miembro fundador, abrirá para sus ex compinches en Madrid, Gijón (Gijón Sound Festival) y Donostia, y con toda seguridad rememorarán algún tiempo pasado.

Desde Tal Vez Mañana hemos querido que sean algunos músicos valencianos los que nos hablen de Flamin´ Groovies a propósito de su visita el próximo 12 de abril por Loco Club. Entradas disponibles en movingtickets.

Pau Roca (La Habitación Roja, Lost Tapes)

Mi aproximación a los Flamin’ Groovies no tiene mucho mérito, mi padre tenía (tiene) el Supersnazz en su colección de vinilos. Siempre me llamó la atención la portada de dibujos animados antiguos. A pesar de que lo escuchábamos bastante en casa, mi favorito es (fácil elección) el Shake Some Action, que no solo contiene su gran hit, sino que además contiene mis dos canciones suyas favoritas “Yes it´s true” (la canción más Beatles no escrita por los de Liverpool que existe) y sobre todas “You tore me down”. Tienen el punto justo entre el pop (melodías y voces), el rock (sonido) y el garaje (actitud).

Manolo Bertrán (Doctor Divago, Lanuca)

Desde que tengo uso de razón rockera es un grupo que siempre estuvo ahí: leíamos en Ruta 66 sobre la obsesión de Cyril Jordan con The Beatles, nuestros grupos favoritos los versionaban o hablaban de ellos, nuestros amigos los versionaban; nosotros mismos versionábamos clásicos que ellos también hacían, e incluso lo intentamos con su “Teenage Head”, sin demasiado éxito. Lo que se dice una referencia. Nunca he sido un gran conocedor de su obra, sólo lo suficiente para saber que en los primeros compases de “Slow Death” hay más enjundia que en muchas otras discografías enteras, por no hablar del insuperable despliegue melódico de su célebre “Shake Some Action”.

Screaming Sideburns (Los Glurps)

No os voy a mentir, los primeros Groovies me ponen más. Los de Roy Loney, el Supersnazz y Teenage Head. Más crudos, más sucios, en definitiva más barriobajeros. Pero ojo, la etapa de los de San Francisco con el Sr. Jordan al frente, siempre bien arropado por Chris Wilson, es una auténtica delicia, un giro inesperado. Y eso es lo que vamos a disfrutar el próximo 12 de abril en el Loco Club. Powerpop de alta escuela sin perder de vista sus raíces más grasientas. Y es que amigos, maravillas como el Shake Some Action son de ésas que te alegran la existencia.

Jesús Pinel (Serie B)

La verdad es que nunca he sido un gran seguidor de los Flamin’ Groovies. La primera vez que tuve noticia de ellos fue, como en tantas otras ocasiones, a través de un reportaje que publicó Ruta 66 a principios de los 90 (creo que fue en 1990, precisamente). Los escuché, pero entonces, yo estaba interesado en otras cosas, Spacemen 3, por poner un ejemplo. Años después, y con motivo de una reseña que precisamente usted escribió con motivo de la publicación de nuestro primer LP, Heaven Underground (2007), en la que los citaba, volvió mi curiosidad a recaer sobre ellos. Hablando con Román, el otro guitarrista el Serie B, y con Raúl, el quinto miembro de la banda con quien grabamos nuestros discos , sobre cómo era posible que un grupo, al que no habíamos prestado atención, hubiera llegado a los oídos de los oyentes de nuestro disco, Román me dijo que últimamente había estado escuchando los dos primeros discos de los Groovies, y Raúl me comentó que, en el proceso de mezcla y masterización de nuestro disco, había escuchado varios LPs de distintos grupos, entre ellos de los Flamin’ Groovies. Todo eso hizo que los revisara y me encontré con una banda que destilaba frescura, melodía y descaro. Además, lo hacía con una energía inusitada, los mismos presupuestos que Serie B habíamos decidido seguir. Discos como Teenage Head o, sobre todo, Shake Some Action son magníficas muestras de música enérgica y melódica. Y su cancionero contiene gemas estupendas y estimulantes para todo buen amante del rock’ n’ roll, como “Shake Some Action”, “I Can’t Hide”, “Slow Death”, “You Tore Me Down” o “Teenage Head”. Si tuviera que quedarme con un disco de ellos y una canción, el disco sería Shake Some Action y la canción, “I Can’t Hide”. La verdad es que los designios del dios del rock’ n’ roll son inescrutables.

Juanjo Frontera (Frontera, Lülla)

Chris Wilson es Dios: esa frase, pintada en un váter de la facultad de derecho por mí y por un amigo, también músico, cuya privacidad en esta ocasión preservaré, creo que lo dice todo del significado de esta banda en una etapa importante de mi vida. Años de aprendizaje en los que discos como Shake Some Action o Now, sobre todo, me enseñaron lo que es el pop de guitarras, por no hablar, por supuesto, de la etapa Loney, que me enseño lo que es el rock guarro. Y es que los Groovies tienen para todos los gustos. Son inconmensurables, necesarios, olímpicos. Y qué poquita gente lo sabe. Es lo que tiene nunca haber sido cool. Ni falta que les hace…”