Tachenko en el VIII aniversario de Deluxe Pop Club

Tachenko en el VIII aniversario de Deluxe Pop Club

575
0
Compartir

“Comprendemos que hayan grupos que se separen (incluso que se vuelvan a reunir); hay que estar preparado para los momentos buenos, y para los malos”

Texto: Raúl Tamarit

Si la semana pasada se celebraba el aniversario de Tulsa Café, esta semana le toca al turno a Deluxe Pop Club (Poeta Mas i Ros 42, Valencia), el garito indie por excelencia del Cedro. Hace ya ocho años que abrieron sus puertas, y por allí han pasado infinidad de bandas y solitas que han dejado su impronta sobre el escenario con terciopelo rojo de fondo. Mientras Luis Nacher, amo y señor del lugar, desde la cabina dispara hits, otros, bien acomodados en la barra disfrutan de su bebida favorita o dándose unos bailes en la pista. Es habitual encontrarse con algún que otro personaje de algún grupo de la ciudad o algún locutor de radio disfrutando de la estancia con su espirituoso favorito entre las manos. Ambiente de camaradería hasta al punto que si le pides una canción Luis, en su labor de DJ, hasta la pone. Algo insólito. Como insólitos son los postres que nos ofrecen los miércoles con motivo de la ruta de la tapa del Cedro. El caso, es que, con motivo de su cumpleaños, los maños Tachenko (formato acústico con Sebas Puente y Sergio Vinadé), estarán interpretando algunas de las canciones de su último trabajo (El Comportamiento Privado, Limbo Starr 2015). Un disco maduro con la veteranía como argumento para conseguir hacer algunas de las mejores canciones de su carrera. Recuperamos la charla que mantuvimos hace unos meses con el ex Niño Gusano, Sergio Vinadé, a propósito de la edición del último trabajo.

Siempre ha estado presente el pop nacional en vuestras canciones. ¿Tal vez en este álbum se aprecie un gusto especial por la bandas nacionales de los sesenta como Los Brincos o Los Ángeles como por ejemplo “Los festivales de la Fe”?

Puede ser que esa influencia se note más en este último disco, sí; pero en realidad siempre hemos tenido muy presentes esas influencias, que intentamos pasar por nuestro “filtro” particular. Y, además de esos grupos que mencionas, también están los internacionales, Small Faces, Kinks… Por citar solo dos, de entre tantos…

Al mismo tiempo hay una personalidad importante, y cada vez más. ¿Con seis discos esa búsqueda cada vez cuesta más?

Claro, al final lo más importante es conseguir esa personalidad… Las influencias siempre van a estar ahí, absolutamente todo el mundo las tiene. El truco es saber pasarlas por ese filtro que te comentaba. Pero nunca hemos perseguido la originalidad como primera meta, tenemos un modo de hacer bastante peculiar, y eso provoca unos resultados que, a la fuerza, acaban resultando muy personales. No es algo que nos cueste: es nuestra manera de funcionar.

En este disco se aprecia mucha más inmediatez en cuanto arreglos y melodías vocales, más pop quizá. ¿Es una forma de quedarse con la esencia de la canción?

Hemos intentado localizar lo más importante de cada canción, lo que le daba más sentido para nosotros y, a la hora de producir el disco, nos hemos centrado en eso. Hemos aislado cada composición, para intentar darle lo que pensábamos que necesita. Pero, para eso, también tuvimos que eliminar muchas cosas: restar en vez de sumar, para conseguir un resultado mejor. Pero vamos, que hay arreglos de todo tipo: la cuestión es que todos fueran importantes.

Gozáis de un público fiel que celebra cada disco vuestro con entusiasmo. ¿Es difícil llegar a un público nuevo?

Es complicado, pero parece que últimamente estamos viendo a público nuevo en los conciertos. Somos optimistas al respecto.

Si vemos a los grupos que empezaron con vosotros hace diez años, algunos de ellos ya no existen, otros sin embargo se han ido reciclando hasta convertirse en una especie de dinosaurios del indie. ¿Todavía confiáis en las carreras de fondo en tiempos donde se satura el mercado con proyectos indefinidos?

Nos pasa lo mismo que con el asunto de la personalidad o la originalidad: es que no sabemos hacerlo de otra manera, ni queremos. Comprendemos que hayan grupos que se separen (incluso que se vuelvan a reunir); hay que estar preparado para los momentos buenos, y para los malos. A la fuerza, en una trayectoria larga te vas a encontrar con ambas circunstancias. En nuestro caso, hemos sabido afrontar todo tipo de situaciones. Somos de Zaragoza, tenemos bastante aguante… Y nos gusta lo que hacemos.

El tándem Sergio Vinadé/Sebas Puente está consolidado plenamente. ¿Cuál es la forma de trabajar?, ¿habéis llegado a un sistema concreto, o cada vez, y dependiendo de la canción, se trabaja de forma u otra?

Tenemos un sistema consolidado ya: los dos hacemos nuestras canciones en casa y, después Sebas hace las letras, mientras Sergio se ocupa de la producción. Donde no llega uno, llega el otro. Pero también es muy importante el trabajo en el local: ahí, prácticamente todas las canciones cambian hasta coger su forma definitiva. Alfonso, Libi y Rafa son muy importantes en el proceso. Por un ritmo que se le ocurra a Alfonso, por ejemplo, la dirección de una canción puede cambiar completamente.

¿Son los discos importantes los que van ganando a cada escucha?
Bueno, eso significa que están muy trabajados… Existen también discos que llegan con total inmediatez, que pueden ser igual de buenos… Pero, en este caso, nos alegra que sea así, porque realmente le hemos dado muchas vueltas.

VIII Aniversario Deluxe Pop Club: Tachenko

Viernes 11 de marzo 22:30h. Anticipada 8€ en Movingtickets. 10€ taquilla.